Select Page

Delfín Tower, una espectacular ‘vela’ de 44 viviendas de lujo en primera línea de playa de Benidorm

 

Que Benidorm, la ciudad española de los rascacielos, nuestro Manhattan particular, vaya a sumar a su skyline un nuevo edificio en altura podría no parecer un hecho noticiable. Menos aún si el inmueble en cuestión apenas llega a los 100 metros, por lo que se verá holgadamente superado por otros colosos que rozan los 200. Sin embargo, el lanzamiento de Delfín Tower, sí cuenta con el suficiente atractivo informativo como para convertirse en noticia.

Lo más llamativo de este proyecto residencial es, sin duda, su espectacular diseño en forma de vela. Para reforzar esta imagen náutica, la fachada principal estará recubierta por una membrana exterior elaborada con un elemento textil microperforado y revestido de teflón que servirá de protección solar con efecto bioclimático.

Pero tal vez, y más allá de su peculiar forma, lo más relevante del proyecto sea que vaya a levantarse en la última parcela disponible en primera línea de playa de esta meca del turismo. Exactamente, el edificio se ubicará en un solar adyacente al mítico Gran Hotel Delfín, un emblema de la ciudad desde su inauguración al inicio de la década de los 60 del siglo pasado.

En esta privilegiada ubicación se construirá esta torre de 22 plantas que contará con 44 viviendas de lujo de entre dos y cuatro dormitorios, 44 trasteros y 59 plazas de garaje. Los precios de las viviendas oscilarán entre los algo más de 707.000 y los 1,5 millones de euros, a los que habrá que sumar los 15.000 del trastero y los 45.000 de la plaza de garaje.

A cambio de este desembolso, los propietarios disfrutarán del lujo de vivir en un edificio que se convertirá en un icono arquitectónico, con viviendas de diseño, equipadas con las máximas calidades y a escasos metros de la arena de la playa y del mar Mediterráneo. Como extra, cada piso se entregará con un coche y una bicicleta, ambos movidos por energía eléctrica.

Eficiencia energética

Y es que otro de los aspectos destacables del proyecto, y del que más orgulloso se muestran sus promotores, es el de la eficiencia energética de Delfín Tower. Tanto es así que ya han iniciado los trámites para conseguir la certificación internacional LEED Gold, que sólo consiguen los edificios más saludables y respetuosos con el medio ambiente a nivel mundial.

Gracias a esta apuesta por la sostenibilidad, las viviendas necesitarán consumir mucha menos cantidad de energía y agua, por lo que además de respetar el medio ambiente reducirán significativamente los costes de uso.

Para conseguirlo, cada una de las viviendas se entregará totalmente equipada con electrodomésticos de clase A+++ y contará con un sistema de domótica capaz de controlar la temperatura, la humedad y el soleamiento mediante la activación de toldos y persiana eléctricos. La climatización (frío y calor) se producirá mediante suelo radiante y refrigerante por sistema de aerotermia, al que también estará vinculada la producción de agua caliente. Además, dispondrán de un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor.

En cuanto a las zonas comunes, la urbanización contará con 4.000 metros cuadrados en los que se utilizarán técnicas de paisajismo innovador, con superficies ajardinadas de especies autóctonas regadas con aguas pluviales recuperadas, una piscina tipo infinity climatizada con efecto playa con una lámina de agua de 400 metros cuadrados, una pista de pádel y zona de juegos infantiles.

El lobby de entrada a la torre se ha proyectado como un espacio de doble altura y en su entreplanta se instalará un gimnasio comunitario. Pero es en la azotea donde se crea el espacio más singular, con las dos últimas plantas unidas en un espacio de doble altura que alberga una piscina climatizada con vistas al mar y un club social para eventos comunitarios con cocina equipada, aseos y terrazas desde las que se puede disfrutar de impresionantes vistas.

EL MUNDO