Select Page

Una ‘torre de oro’ para el skyline de Benidorm

Benidorm, emblema del turismo en España, pero también ejemplo de construcción vertical y tercera ciudad europea en numero de rascacielos, va a completar su skyline con la torre de viviendas de lujo más emblemática que se ha construido nunca en la ciudad alicantina.

El proyecto, a cuyos detalles ha tenido acceso EL MUNDO, es un edificio con forma de vela que contará con 44 viviendas de lujo. Su licencia de obras está prácticamente ultimada y se ubicará en la que podría considerarse una de las parcelas de oro de la primera línea de playa en España, junto al histórico hotel Delfín, conocido en los años 60 como el “Suntuosísimo hotel Delfín”, emblema de la ciudad durante las décadas de los 60, 70 y 80.

Este solar es el único que queda por ocupar en ese privilegiado y tan codiciado espacio que es la zona legalmente más próxima al mar, en un punto geográfico apreciadísimo por la suavidad de sus temperaturas, sobre todo en otoño e invierno.

La torre lleva por nombre Delfín Tower y va a ser desarrollada por el promotor Sergio Vidal Balaguer, según han confirmado fuentes municipales. Además de ser significativa en términos arquitectónicos, también lo será técnicamente, dado que será uno de los primeros edificios de viviendas en España que contará con la certificación Leed Oro.

Este sello de calidad -cuya máxima distinción es el Leed Platino- lo entrega el Consejo de la Construcción Verde de EEUU a obras que destacan en el uso eficiente de la energía, la aplicación de recursos energéticos renovables y el uso racional y sostenible del agua, algo en lo que Benidorm siempre ha destacado. También eleva el listón en el uso de materiales de construcción y en el desarrollo del espacio libre de la parcela, que tiene una extensión de 4.000 metros cuadrados.

Esa distinción, obviamente, no estará al alcance de cualquier bolsillo, ya que el precio de las viviendas se situará entre los 700.000 y los 1,56 millones de euros. El cuaderno de venta de esta promoción, que se publicitará en breve, incluye, por ejemplo, que con cada casa se entrega un vehículo eléctrico de alta gama. El edificio contará con puntos de carga eléctrica para estos vehículos en cada una de las 59 plazas de párking que hay previstas.

El toque distintivo en la arquitectura y el uso de los recursos convertirá al edificio en algo muy singular, pese a que no será el rascacielos más alto de Beniyork, el apelativo con el que algunos han bautizado a la ciudad alicantina por la especial explotación de su terreno, con construcciones que crecen verticalmente y no de manera horizontal para aprovechar al máximo el territorio y los recursos, algo que ya se concibió en su Plan General de 1956 y que la ha convirtido en la ciudad europea con más edificios altos, por detrás deLondres y Milan.

De hecho, no está concebido para competir con torres más clásicas como el Hotel Gran Bali, que es la más alta de España, con 186 metros de altura distribuidos en 52 plantas. Delfín Tower tendrá 23 plantas y no superará los 100 metros de altura, aunque acumula una edificabilidad de 7.200 metros cuadrados, según la memoria técnica del proyecto.

Será la única promoción inmobiliaria disponible para viviendas en la primera línea de la costa benidormí, concretamente en la Cala, frente a la Playa de Poniente, conocida por los millones de turistas que alguna vez en la vida han pasado por Benidorm. En el año 2016, Benidorm, con menos de 70.000 empadronados pero una población estable de 150.000, registró 11,5 millones de pernoctaciones, una cifra sólo superada por Madrid y Barcelona. El inminente inicio de la construcción de esta torre, de la que se ha informado oficialmente a todos los grupos municipales, es uno de los ejemplos más claros de la reactivación de la construcción.

EL MUNDO